Instalación de marquesinas

En la calle Eduardo Barreiros, frente a los portales 122, 124, 126, 128, 130 y frente al portal 110 se encuentran dos marquesinas que resultan inadecuadas a la demanda de los vecinos: 

En el primer portal, correspondiente a los números 122, 124, 126, 128 y 130 de la calle Eduardo Barreiros, cuyo flujo de gente en su mayoría presenta una edad media avanzada, carece de una marquesina en condiciones, que disponga de techo, asientos e iluminación adecuada. 

En el caso del portal 110 de la calle Eduardo Barreiros más allá de faltar la marquesina, de condiciones similares a la descrita en el párrafo anterior, hace falta una acera para que los pasajeros puedan esperar el bus en condiciones óptimas, ya que en la actualidad esperan en medio de un charco de agua, lodo o tierra según sean las condiciones climatológicas del día. 

Al ayuntamiento no solo no le cuesta dinero, sino que obtiene cerca de 12 millones de euros al año de la empresa concesionaria que es la encargada de fabricarlos, instalarlos y mantenerlos. La empresa, a cambio, gestiona los espacios publicitarios de las marquesinas.