Miles de personas se manifiestan por el centro de Madrid para denunciar el maltrato que sufre el mundo rural y que está llevando a la ruina a muchísimas familias.

Varias decenas de tractores asturianos y un grupo de caballos y bueyes han abierto la manifestación, sobre la que Alma Rural ha insistido en que persigue, entre otros objetivos, defender “unidos” los derechos del mundo rural, porque sus actividades son “continuamente amenazadas” por normativas “incoherentes” que desatienden “la realidad del campo y de la vida cotidiana” en los pueblos.

El líder del PP, Pablo Casado, ha dado su apoyo a la convocatoria en Twitter. “Somos el partido del campo y estamos orgullosos de las familias que viven de él con tanto esfuerzo”

Antonio González Terol, que ha reclamado que Garzón abandone el Gobierno por cuestionar la calidad de la carne que exporta España y que se “cierre” el Ministerio de Consumo. Ha prometido que, si el PP gana las elecciones, lo “suprimirá”. “Lo que hay, señor Sánchez, en España es maltrato a los ganaderos y no a los animales en las granjas. Ustedes maltratan a los ganaderos con declaraciones de este tipo”, ha señalado.

“No vamos a consentir que unos salvapatrias y unos comelechugas sean los que nos impongan sus criterios de nuevo”, ha iniciado la marcha Francisco Chan, representante de Alma Rural y presidente de la Asociación de Caza Mayor de Galicia, hablando en nombre del “pueblo que trabaja y que suda” y llamando a seguir el ejemplo del movimiento de los chalecos amarillos franceses. La ganadera asturiana Lucía Velasco ha advertido: “Nadie va a pisotear nuestro legado ni negar nuestra identidad. Debe garantizarse la soberanía alimentaria”.